Sandalias de trekking para largas caminatas

Puntuación0
Puntuación0

El Trekking en verano puede ser agotador por el calor, por eso la dificultad o no de utilizar zapatillas de trekking. Por esta razón, es aconsejable usar zapatos ligeros, si no sandalias de trekking. Lo importante es que las sandalias se usen sólo si hay que caminar por senderos transitados y no por caminos escabrosos y también es bueno acordarse de llevarlas siempre con calcetines.

Sandalias de trekking

Para comprar un par de sandalias de trekking o senderismo hay que dirigirse a una tienda especializada y, sobre todo, no hay que tratar de ahorrar a toda costa, ya que ello iría en detrimento de la calidad. Una vez que haya elegido la tienda, debes comprobar algunos detalles para asegurarse de que hace la elección correcta.

Las suelas no deben ser lisas, sino que, por el contrario, deben estar en relieve para poder agarrarse siempre al suelo. Además, el material debe ser lo suficientemente resistente como para permitir que la suela dure mucho tiempo sin desgastarse.

Un material excelente para las suelas de los zapatos de senderismo se llama Vibram y es un material sintético antideslizante por excelencia producido por una empresa italiana. Para comprobar la calidad de las suelas, antes de comprar las sandalias debes comprobar si dejan una marca en el suelo cuando te frotas los pies contra el suelo. En este caso es mejor optar por otro modelo.

Aunque las sandalias de trekking no sean adecuadas para su uso en terrenos escarpados, siempre es mejor asegurarse de que cumplen con ciertos requisitos.

En primer lugar, la planta de la sandalia no debe ser plana, sino que debe tener una elevación que coincida con el arco del pie y que además tenga un borde elevado en todo su contorno, para evitar que el pie se deslice hacia cualquier lado al caminar.

Además, un borde elevado que corre alrededor de la sandalia también previene el contacto inmediato con cualquier roca, espinas, escombros, etc.

Aunque no camine mucho, probablemente necesitará llevar una mochila durante la caminata. Aunque no sea muy pesado, una mochila aumenta el peso de las sandalias de trekking y por eso es bueno elegir un modelo con suela y tacón acolchados.

De esta manera, el pie queda bien amortiguado y la caminata es menos fatigosa. En cuanto a la planta en sí, es bueno que no sea completamente lisa, pero que tenga signos que permitan que el pie no se mueva demasiado, incluso cuando está sudoroso, para evitar enrojecimientos.

Un último detalle a tener en cuenta para asegurarse de comprar las sandalias correctas son los cordones, que pueden ser de correa o de rasgado. En primer lugar, es importante asegurarse de que el cordón de la correa esté orientado hacia afuera del pie, para evitar que las lengüetas se golpeen entre sí al caminar.

Además, también es útil comprobar a qué altura del pie se encuentra la correa trasera, para asegurarse de que se ajusta bien a la estructura del pie y no se encuentra en un punto en el que haya mucho roce. Por último, las correas deben tener siempre un buen margen para poder ser ensanchadas o tensadas.

Rate this post

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies